Historia del Tiranosaurio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia del Tiranosaurio

Mensaje  Admin el Jue Feb 14, 2008 7:54 pm


Tyrannosaurus rex, su nombre científico significa " Rey Reptil Tirano”.

El primer descubrimiento de restos de este animal fueron encontrados en Montana, EE.UU. en 1902, por Barnum Brawn quién lo bautizó en primera instancia como Dinamosaurus imperiosus. Mas tarde otro espécimen fue encontrado en Wyoming. A partir de estos descubrimientos, el paleontólogo norteamericano Henry Fairfield Osborn, director del Museo Nacional de Historia Natural de Nueva York, dirigió el primer dibujo de esta criatura que fue realizada por el ilustrador W. D. Matthew. Osborn fue el que lo bautizó como Tyrannosaurus rex. Las primeras reconstrucciones de T. Rex (1915), que fueron realizadas nos muestran un dinosaurio que arrastraba su cola.

Desde esa fecha hasta la década del 60 todas las reconstrucciones de este dinosaurio nos mostraban a un Tiranosaurio con una gran masa corporal, grotescos y gordos y que no eran capaces de moverse con rapidez, por lo tanto en este tiempo se le interpretó como un animal carroñero que no era capaz de dar caza a alguna presa, por lo que siempre fueron vistos como animales torpes, sin embargo, hoy en día esta visión ha cambiado debido a los estudios más acabados que hace un equipo multidisciplinario, de paleontólogos, paleoanatomistas, paleoescultores, quienes después de realizar un estudio acabado de los dinosaurios donde se ve la posición de músculos y tendones, entregan esta información a los artistas para las nuevas reconstrucciones, que nos muestran un Tiranosaurio distinto, de seres torpes y lentos pasan a transformarse en animales con una musculatura más compacta, esbelta que da la impresión a primera vista de un animal rápido capaz de correr y dar caza a cualquier animal sin dificultad.

El Tyrannosaurus medía más de 12 mts. De largo, 7 mts. De alto y pesaba de 6 a 8 toneladas. Su cabeza medía alrededor de 1,2 mts. De longitud, y se unía a un corto y musculoso cuello. Tenía grandes y fuertes mandíbulas que le permitían desgarrar la carne de sus presas. Sus dientes medían aprox. 18 cm.

La poderosa estructura craneal de los Tiranosaurios confirmaría la hipótesis de que estos animales eran verdaderos depredadores, la cabeza de estos debían soportar el violento impacto de las mandíbulas contra el cuerpo de su presa al atacarlo. Una vez que el Tiranosaurio dominaba su presa el desmembramiento sería muy rápido. Las mandíbulas provistas de grandes dientes aserrados que medían entre 18 y 20 cm. Cortarían los pedazos de piel y de carne del animal ya muerto. Los violentos tirones y torsiones, son ayudados por el robusto cuello y las patas lo que le permite desgarrar los resistentes tendones de su víctima engullendo grandes trozos de carne y huesos.

Observando los esqueletos de los Tiranosaurios se tiene la certeza de que eran animales bastante dinámicos. La cola equilibraba el tronco y la cabeza a modo de balancín, con bastante eficacia. La estructura de las patas poseía la firmeza y robustez requeridas para un animal pesado como el T-rex, pero esto no significa, que esta característica los hiciera torpes o de andar lentos. Todo este conjunto de factores indican que los Tiranosaurios eran depredadores poderosos y eficaces.

La polémica de si el T-rex era cazador o carroñero está dividida entre los diversos investigadores, por un lado están aquellos que han sostenido que este animal es carroñero, como Lawrence Lambe, y Othenio Abel en el pasado y actualmente John Horner; en tanto están aquellos que han sostenido que el T-rex es un cazador como Barnum Brown y Henry Fairfield Osborn en el pasado y actualmente Robert Bakker de EE.UU. y el paleontólogo Philip Currie del Museo Tyrrell de Canadá.

El T-rex poseía una característica mandibular excepcional, al atacar a su presa o al tragar la carne, tenía la capacidad de expandir sus mandíbulas hacia los lados de manera que podía abrir más su hocico. Este carácter confirma la propuesta como cazador, aunque esto no quiera decir que en ocasiones se haya alimentado de animales muertos.

Los Tiranosauridos, eran poseedores de unas extremidades delanteras bastante pequeñas, comparadas con el resto del cuerpo, y surge la pregunta ¿Qué utilidad tendrían estos pequeños brazos en el cuerpo de los Tiranosaurios? Existe una gama de teorías que trata de explicar esta interrogante, en primer lugar, Henry Fairfield Osborn, propuso que estos brazos eran utilizados durante el apareamiento sirviéndole al macho para agarrar a la hembra. Otra propuesta es la de Barney Newman, paleontólogo africano, que ha propuesto que el uso de estas extremidades es para la incorporación del Tyrannosaurus después de un descanso, otros han propuesto que servían al animal para rascarse el cuello o el rostro.

Contrariamente a lo que sucede con el brazo del T-rex, su contraparte es la de poseer fuertes patas traseras con las cuales podía atacar y correr sin dificultades y sostener un pesado cuerpo. Con estas piernas podía correr a lo menos a 35 Km. por hora. Esta extremidad tenía grandes garras con las cuales podía sujetar a su presa. El animal era digitígrado, es decir, se apoyaba sobre sus dedos para caminar o correr.

El Tiranosaurio era poseedor de un pequeño cerebro, pero suficiente para realizar sus tareas depredadoras. Este órgano se ocupaba de la visión y del olfato, el encéfalo que corresponde a la parte pensante está reducida al mínimo y está localizado hacia el centro del mismo. Si bien es cierto que el cerebro de Tiranosaurio era más grande que el cerebro humano debemos considerar el tamaño corporal.

Gracias a la preservación de un molde endocraneal natural en un cráneo de T-rex, hemos podido conocer la forma de este órgano.

Los Tiranosaurios existieron en el período Cretácico. En este período predominaba un ambiente subtropical y los continentes estaban en constante cambio, donde Laurasia y Godwana se separaban dando paso al Océano Atlántico, mientras que los continentes islas iban de a poco tomando sus respectivas posiciones. En este período el territorio chileno estaba en su mayor parte colonizado por el mar, permitiendo el desarrollo de vida marina. En este mar populaban los moluscos marinos cefalópodos como Ammonites, Nautilus, Bivalvos y otros, en tanto que la vida vertebrada la constituían esencialmente los reptiles marinos tales como: Plesiosaurios, Ictiosaurios, Peces, etc.

Admin
Admin

Cantidad de envíos: 14
Fecha de inscripción: 13/02/2008

Ver perfil de usuario http://gueopardo.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.